Mr Indie | 2021

Foto: Verónica Ramos

Moderatto en concierto: un intercambio de energía

La banda se presentó el día de ayer para celebrar 20 años de carrera

Amplificando el ruido del corazón

Texto: Paola Lara

 

“¡Malditos pecadores, hagan ruido!” Así comienza Jay de la Cueva el concierto de Moderatto del 25 de agosto de 2021, en la curva cuatro del Autódromo Hermanos Rodríguez en la Ciudad de México.

Los primeros acordes de ‘No Podrás’ suenan en las bocinas, seguido los gritos de los 8,506 de los mejores amigos de la banda (como a Jay le gusta decir) y a continuación un pequeño pedazo de improvisación musical.

‘Sentimettal’ empieza y el público hace ruido; entonan la letra de esta canción; brincan, bailan e intentan hacer de esto algo especial.

La lluvia se hace presente. Unas pequeñas gotas comienzan a caer del cielo pero es imperceptible; las personas siguen cantando y haciendo lo que el vocalista pide: que se sacudan la hueva. “San Isidro Labrador, quita el agua y saca el sol” comienza a entonar Jay de la Cueva, con la esperanza de que esta frase, al unísono, logre alguna especie de milagro y haga que la pequeña llovizna pare. Al  pasar el tiempo, parece que lo logra.

 

Foto: Verónica Ramos
Foto: Verónica Ramos

Después de canciones como ‘Entrégate’, ‘Si Mi Delito es Rockear’, donde las playeras comenzaron a ondear en el aire.

Un solo del baterista Elohim Corona comienza, a continuación ‘Zodiaco’, luego un cover de la canción de Daniela Romo ‘De Mí Enamórate’ y una serie de improvisaciones; Jay pide al público unirse, sacar la luz interna y del celular, recordar un poco lo que se vivió este último año y entender que la peor pandemia que puede existir es no ser empático el uno con el otro. Pide también hacer un intercambio de energía y hacer de esta noche algo memorable.

‘Mil Demonios’ comienza; cuerpos balanceándose y alguna que otra luz de celular brillando en la oscuridad. Se escuchan las primeras e inconfundibles notas de ‘Muriendo Lento’ y se pueden percibir algunos gritos en los que piden que Belinda salga a cantar, sin embargo jamás pasa. Aún así, la canción genera una euforia que casi se puede sentir en el aire.

 

Foto: Verónica Ramos
Foto: Verónica Ramos

A continuación, la banda empieza con ‘Ya Lo Veía Venir’ y así también, el ritual ya conocido en sus conciertos; invitan a fans a tocar la guitarra con ellos.

En esta ocasión subieron a Osvaldo, Sebastián, Uriel, Mariana y Lilo, quién decidió que prefería tocar la batería junto con Elohim. Ya que no todos los guitarristas invitados podían quedarse con la guitarra de Jay, el público, a través de aplausos, eligió a Mariana Camacho, que venía en representación de las Armys de Moderatto para tocar un pedazo de la canción junto con Lilo, quien seguía con un ritmo constante en la batería; el women power en toda la extensión de la frase.

Para la interpretación de ‘Quemándome de Amor’, el vocalista subió a Lorenzo y su hermanito para que le ayudaran a cantarla, dos niños de entre 5 y 3 años, quienes son la prueba de que la música y los conciertos de Moderatto son casi como una herencia; pueden pasar de generación en generación.

p
Logo Mr indie