Mr Indie | 2021

‘Æ’ Una plataforma para ser escuchado por la música, [Domingæ], ENTREVISTA

Después de más de una década siendo líder de la agrupación Föllakzoid, la artista, cineasta y músico Domingæ lanza su primer álbum como solista ‘Æ’, el cual fue concebido en un viaje de desconexión de la realidad y la tecnología, albergándose en una minka en Japón. Este proyecto se describe como un sistema de descomposición que ella ideó para la banda y agregó la profundidad de la exploración interna y una relación simbiótica con el arte musical. Platicamos más con Domingæ sobre esta travesía.

Mr Indie: ¿En qué momento empezó la necesidad en ti de crear Domingæ  y desprenderte un poco de Föllakzoid?

Domingæ: Nunca solté a Föllakzoid, sino ambos son proyectos paralelos. Siendo Domingæ me he dedicado los últimos cinco años a hacer scorts de películas, remixes mientras la banda sigue activa. Por ahora saqué el álbum como solista ‘Æ’ , pero en junio del próximo año tengo una gira con Föllakzoid. La noción de desprenderme de la agrupación es incorrecta y no calza con la realidad. Son dos caras de la misma moneda.

Mr Indie: ¿Cómo es el proceso creativo para diferenciar a la hora de crear música para ti misma y del de la banda?

Domingæ: El proceso creativo que empleo, o mejor dicho me emplea, tiene que ver con prestarse para canalizar y materializar cierta estructura sonora-magnética, intentado lograr una especie de desorden magnético-tectónico que permita a los oyentes como “dislocarse de su razón” y poder ser escuchados por la música, más que escucharla.

Mr Indie: Tu álbum ‘Æ fue germinado o ideado en una estancia que tuviste en Japón, pero no en una gran ciudad como Tokio u Osaka, sino en la intimidad y tranquilidad de una granja ¿Qué nos puedes contar de esta experiencia y la relación con el álbum?

Domingæ: Me quedé en una ciudad pequeña que se llama Yamaguchi, estéticamente se parecía a las casitas del anime, como una minka (granja), con puertas de papel y que duermes en tatamis, todo muy low-key. El estar ahí me desconectó ciertas cosas que asociaba con tecnología y me reconectó con cosas más ancestrales y al final me di cuenta que eran igual o más tecnológicas, aquellas cosas ancestrales que están más indagadas y no tenemos tanto acceso, a causa de la sobreconección con medios virtuales algorítmicamente contaminados.

Mr Indie: ¿En qué otros lugares lo escribiste?

Domingæ: Desarrollé partes en Japón y otras en México. Estuve recibiendo comisiones de distintas personas y después opté por rearticular todos estos materiales que había recibido por separado, para juntarlos en una nueva entidad u obra.

Mr Indie: ¿Cómo podemos interpretar el nombre de las canciones? Parecen ser referencias bíblicas ¿Sí tienen alguna relación?

Domingæ: La obra entera tiene que ver como con la homologación o la desconexión con lo virtual, lo onírico y lo espiritual, y encontrar ese mismo espectro de significantes, arquetipos y espacios, todo dentro de la persona. Los conceptos tienen reminiscencias bíblicas u originarias del lenguaje o sánscritas particular. Por ejemplo, en “ ÆVA” significa “eternidad”, el cual es el significado de ‘Eva’. En el caso de “DÆMON”, que es la forma originaria en la que se escribe “demonio”, también es la entrada para la parte de un programa computacional en el sistema UNIX. Éste es un programa que corre en el backround, tiene intervención de los usuarios y no se sabe si continuamente o si se activa con condiciones particulares, y tiene relación así mismo como la presencia del demonio en nuestra vida. Entonces todos son similitudes teóricas y bíblicas de conceptos que normalmente asociamos con un espectro, y ver cómo están reflejadas en lo orgánico, lo computacional y lo espiritual.

Mr Indie: ¿Por qué decidiste instalarte en México cuando se anunció la pandemia? ¿No hubo algún momento de duda a la hora de decidir si quedarte aquí?

Domingæ: Más que decidirlo, fueron las circunstancias que me obligaron a hacerlo. Mi idea era llegar aquí e irme a Chile. Me quedé atrapada. Recuerdo que me iban postergando las giras tres meses, y después de varias veces de que pasara eso tuve que salir de la negación y aceptar todo lo que estaba sucediendo.

Mr Indie: ¿Qué podemos de esperar de tu show el próximo domingo?

Domingæ: Será un show más lumínico, termo, tectónico que literal, verbal y de imagen. Es un viaje más de dislocación de conceptos preconcebidos y una exposición como cortada casi, a elementos como difíciles de procesar a sincronías y frecuencias atonales. Más que una composición musical, es una descomposición lo que pretendo ejecutar. Quiero asociar elementos rítmicos, sonoros o lumínicos que alteren nuestra forma de procesar, y realmente generen una disolución de lo que es la percepción temporal, en donde un segundo parece una hora y una hora parece un segundo.

Mr Indie: Cuando las canciones tienen letra, es un poco más sencillo que las personas conocer el significado o sentimiento detrás de la misma canción, pero cuando es solo instrumental la interpretación es diferente, si tuvieras el poder de que las demás personas sintieran la música con la emoción con la que lo hiciste ¿lo tomarías o prefieres que cada uno le dé su propio sentir?

Domingæ: Es que eso es ir un paso más allá o más acá, yo generé una plataforma sonora para que no seas tú quien escuche la música, sino que sea la música que te escuche a ti. De esa forma, mis ambiciones no tienen que ver con empatar o transferir un sentimiento, sino en checar las condiciones básicas para que cada persona se puede escuchar a sí misma.   

Mr Indie: ¿Tienes algunas colaboraciones en mente que te gustaría cumplir?

Domingæ: Sí, pero no las puedo decir. Soy muy supersticiosa.

Mr Indie: ¿Qué crees que sería de tu vida si no te hubieras dedicado a la música?

Domingæ: Lo mismo, pero me dedicara a otra cosa. Sería la misma, pero quizá haría cerámica, cine, actuación o programaría computadoras.

Mr Indie: ¿Qué consejo le darías a los artistas emergentes que desean posicionarse en la industria musical?

Domingæ: Que no utilicen las influencias y se dejen utilizar por las influencias. Que se dejen afectar y se dejen ser utilizados, entenderse como instrumentos, más que como creadores

ESCUCHA ‘Æ‘ A CONTINUACIÓN:

p
Logo Mr indie