Mr Indie | 2021

El Viaje sónico relajante de ‘Moondust For My Diamond’ de Hayden Thorpe [RESEÑA]

Después de la ruptura de la banda de indie-rock Wild Beats en el 2017, Hayden Thorpe se embarcó en una aventura de descubrimiento musical. Su carrera como solista podía comenzar a florecer con los tintes que él quisiera. Hoy nos regala su segundo álbum de estudio ‘Moondust For My Diamond’, un título interesante que nos hace imaginar un mundo conectado con la magia. Es un viaje lleno de canciones pop de bajo tono, en su mayoría basadas en electrónica que enfatizan las voces de Thorpe, a menudo en falsete.

Antes del lanzamiento del álbum, Thorpe tuvo que elegir los sencillos del álbum, una tarea difícil, pero bien concluída, ya que estas canciones lograron dar una visión general sólida del sonido de Moondust. “The Universe Is Always Right” se abre con la percusión electrónica, una melodía de sintetizador suave, y la guitarra acústica sincopada baja en la mezcla. El pre-coro, “The genie won’t go back / Now that it’s awake”, es la parte más memorable de la canción, aunque el coro real es sólido también.

Otro sencillo fue “Parallel Kingdom”, una melodía más evocadora, con un insistente ritmo de trampa electrónica y una línea de bajo sintetizador de bajo consumo, pero energética. “Metafeeling” destaca entre sonidos con la presencia de saxofones que imitan la voz de Thorpe en momentos críticos. Este instrumento de viento y el arreglo pop-R&B de la canción le dan a la pista una ambientación que nos transporta al pop ochentero.

Pocos días antes del lanzamiento del álbum, llegó “Golden Ratio”. En esta canción, Thorpe reflexiona sobre el pasado, el futuro, la nostalgia y la razón titular. Musicalmente, el sonido más es débil con una adición de armonías vocales y otra apariencia de saxofón. Con la aparición del sintetizador, la canción consigue un impulso hacia adelante.

El resto de ‘Moondust for My Diamond’ se concentra en usar las mismas ideas, variando el equilibrio ligeramente en diferentes pistas. El primer track “Material World” atrapa la atención con el tono pulsante y los tambores artificiales que aparecen desde el inicio de la canción. “Supersensual”, por otro lado, predominan la gran cantidad de guitarras, acústicas y eléctricas, y deja que estos instrumentos y su voz lleven la canción.

La tranquilidad del álbum regresa con tracks como “No Such Thing”, este track nos envuelve en un sentimiento opresivo, oscuro, a pesar de su estribillo vocal, “No hay tal cosa como la verdadera oscuridad.” “No Such Thing” ilustra muy bien cómo crear ese impulso sin realmente acelerar. En “Hotel November Tango” se nota el pulso de bajo y un sonido de sintetizador superior opuesto para darle la sensación de velocidad.

Entre canciones existen también conexiones gracias al instrumental de “Spherical Time II” (la versión original de esta canción fue presentada en su primer álbum). Ambas canciones se dispersan lentamente. Es fascinante pensar lo mucho que a Thorpe le gustó esta canción para incluirla en su segundo álbum, sin intentar añadir vocales a la misma.

La energía se desborda gracias a canciones como “Rational Heartache” con un ritmo activo y sintetizadores zumbido, este track nos hace querer salir a una pista de bailable. “Suspended Animation” tiene un ritmo algo funky y se corona como el ritmo más duro que el resto del disco. El cierre de este viaje melódico llega con “Runaway World”, una balada romántica y amorosa. Es muy cómico pensar la frase que repite tanto “L-M-F-A-O”, una jerga de Internet muy utilizada a mediados de la década de 2000.

Y así concluye el segundo material de Hayden Thorpe, 45 minutos que parecen ser más tiempo si te dejas abrazar por los synths y más instrumentos ligeros que utiliza. Con ‘Moondust For My Diamond’, Thorpe se compromete de inicio a fin, a darnos un material lleno de vibras relajantes, que permiten al escucha a tomarlo como un break mental y hasta físico de la realidad actual. Es un disco que combina el pop electrónico con las voces influenciadas por R&B y la música ambient en un sonido eficaz y coherente, y vale la pena su tiempo.

ESCUCHA ‘Moondust For My Diamond’ A CONTINUACIÓN:

p
Logo Mr indie